¿Que es el financiamiento?

La financiación es un método por el que una persona o una empresa puede obtener fondos para llevar a cabo sus actividades, inversiones o iniciativas. Consiste en el préstamo de una cantidad determinada de dinero con la promesa de devolverlo en el futuro, así como un tipo de interés específico expresado como porcentaje de la cantidad prestada.

Las razones por las que una empresa o un particular desean financiarse son diversas, pero todas se reducen a lo mismo: carecen de los fondos necesarios para llevar a cabo iniciativas o cumplir con sus obligaciones. Considera el siguiente escenario:

  • No hay suficiente dinero para pagar tus deudas.
  • Debes comprar materias primas.
  • Quieres hacer crecer tu negocio o alcanzar un objetivo concreto.
Tipos

Pueden clasificarse de diversas maneras y según una serie de criterios. Pueden ser cualquiera de los siguientes, dependiendo de la fuente de los fondos:
  • Externos. En este caso, la financiación procede de fuentes externas. Como ejemplo, considera los créditos o préstamos bancarios.
  • Propios. Los fondos pueden provenir de los socios de la empresa en el caso de un negocio.
Por otro lado, está la agrupación más conocida e influyente a la hora de seleccionar el tipo de financiación a utilizar. Tiene que ver con el plazo de devolución del dinero y se divide en dos categorías: financiación a corto plazo y financiación a largo plazo.

Formas para liquidar tu deuda

Solicitar un préstamo personal

Te recomendamos que te acerques a empresas que te brindan préstamos personales, ya que su trabajo consiste en ofrecer préstamos rápidos de forma inclusiva, abierta y responsable. Además, se adecuan un plan de acuerdo a tu economía. 

Paga más que el mínimo

Si pagas más que el mínimo cada mes, puedes saldar tu deuda más rápidamente y ahorrar dinero en intereses. Para liquidar tu préstamo más rápidamente, haz pagos adicionales de forma regular. Algunos prestamistas te permitirán hacer un pago extra al mes, y cada pago extra se destina al principio. Examina las condiciones de tu préstamo antes de empezar para ver si hay costes adicionales o penalizaciones por reembolso anticipado.

Paga más de una vez al mes

Realiza más del pago mínimo mensual de las facturas de tu tarjeta de crédito. De este modo, te será más sencillo hacer un seguimiento de su deuda. Además, el ratio de utilización/saldo puede reducirse pagando sistemáticamente el total de tu tarjeta de crédito.

Paga primero el préstamo con el tipo de interés más alto

Primero, tienes que pagar préstamo con el tipo de interés más alto para reducir la deuda total y los pagos de intereses. Luego, para minimizar el coste total, repite el proceso con la deuda con el siguiente tipo de interés más alto. Esto se conoce como el método de la "avalancha" para el pago de la deuda.

Considera la posibilidad de pagar las deudas en forma de "bola de nieve"

Debes empezar con el saldo más pequeño, pagarlo totalmente y luego trasladar ese pago al siguiente saldo más pequeño hasta llegar al más grande. A medida que vas pagando cada saldo, esta estrategia puede ayudarte a liberarte de tus deudas

Controla tus facturas y págalas cuanto antes

Los recordatorios de facturas y el pago de facturas en línea pueden ayudarte a estar al día con tus deudas. Solo tienes que apartar las sumas que deseas pagar y las fechas en que deseas hacerlo. También puedes establecer recordatorios de pago y recibir facturas electrónicas de los beneficiarios que lo admitan.